CONTORNO CORPORAL

LA ABDOMINOPLASTIA O DERMOLIPECTOMÍA ABDOMINAL 

¿Qué es?

Son los diferentes nombres que recibe la intervención Quirúrgica para el tratamiento del envejecimiento en cara y cuello. La Técnica Quirúrgica no consiste solo en “estirar” la piel, sino también en reposicionar adecuadamente las otras estructuras faciales, como músculos y ligamentos, que se han “descolgado” con el paso del tiempo. Así se obtienen efectos más Naturales y Duraderos en el tiempo.

Cada paciente tiene una forma específica de caída de los tejidos, por lo que es muy importante tener fotos desde edades tempranas y poder analizar bien la dinámica del envejecimiento.

Es, desde mi perspectiva, la Cirugía Estética más impresionante en cuanto a resultados, y la que más exige de la pericia y buen juicio del Cirujano.

¿Cómo se realiza?
Se realiza bajo Anestesia General, o Bajo Anestesia local más Sedación Profunda.

El tiempo quirúrgico varía entre dos y cinco horas, dependiendo de la magnitud del procedimiento que se realiza.

En este tipo de cirugía, una de las novedades más importantes ha sido que gracias a los últimos avances en la Cirugía Estética, que permiten actuar en amplias zonas mediante incisiones de longitud mínima, se limitan las cicatrices residuales, tanto en su extensión como en su localización, lo que permite que, en la mayoría de casos, resulten muy poco notorias.

Se dejan drenes que se retiran en las primeras 72 horas.

Se deja un vendaje bultoso, que cubre todo el cráneo y parte de la cara, éste se quitará en las primeras 72 horas para revisar las heridas, y se volverá a poner hasta el final de la primera semana, luego deberá usar una prenda de lycra durante el siguiente mes.

Cada paciente necesita un tratamiento individualizado y el objetivo es obtener un resultado natural.

Así mismo, según el tipo de LIFTING realizado, el tiempo de hospitalización siempre será de 24 a 48 horas.   

Preparación
En la semana anterior a la cirugía:
1. Realizar los exámenes Pre quirúrgicos
2. Asistir a la consulta Pre anestésica, con el resultado de los exámenes
3. No consumir ningún tipo de medicamento excepto que esté prescrito, o revalidado, por el Cirujano o Anestesiólogo.
4. Evitar cualquier medicamento de los que están en el anexo: “Medicamentos prohibidos antes de la cirugía”.
5. No consumir alcohol desde tres días antes de la cirugía.
6. No fumar desde tres semanas antes de la cirugía, ya que la nicotina altera la microcirculación de la piel y esto puede llevar a graves complicaciones como necrosis (muerte) de la piel. En fumadores, (que dejen el tabaco desde 6 meses antes), será necesario el uso de Cámara Hiperbárica antes y después de la Cirugía.

El día anterior a la cirugía:
1. Ayuno total (sólido y líquido) desde 8 (ocho) horas antes de la hora programada para la cirugía.
2. Baño la noche anterior y el día de la cirugía con Isodine Espuma en todo el cuerpo, haciendo énfasis en las áreas genital, anal, y axilar.
3. Deberá tener uñas de las manos y pies sin esmalte de ningún tipo
4. Si tiene dificultad para conciliar el sueño, deberá tomar un medicamento que será indicado por el Cirujano o Anestesiólogo.

El día de la cirugía:
1. Deberá estar en la Clínica una hora antes de la Cirugía
2. Si la Cirugía es Ambulatoria asegúrese de tener un acompañante
3. Usar ropa cómoda, que no sea de meter y sacar por la cabeza.
4. No usar nada metálico sobre el cuerpo, (piercing, aretes, cadenas).
5. No usar maquillaje, perfumes, cremas corporales etc.
6. Actitud positiva y confianza en que todo se dará de la mejor forma posible.

Riesgos
A pesar de la adecuada elección de la técnica quirúrgica y de su correcta realización, pueden presentarse complicaciones, tanto los comunes a cualquier intervención quirúrgica y que pueden afectar a todos los órganos y sistemas, como los propios de este procedimiento, al igual que los debidos al estado de salud del paciente (Diabetes, cardiopatías, hipertensión, edad avanzada, obesidad, tabaquismo, y otros).

  • Hemorragia: Aunque es infrecuente, se puede presentar sangrado durante o después de la cirugía. Cuando este se da en el postoperatorio, requiere tratamiento para drenar la sangre acumulada, ya que puede haber sufrimiento de la piel, que puede llegar hasta la NECROSIS (muerte de los tejidos).
  • Hematoma: Es cuando hay acumulación de sangre entre la piel y los tejidos subyacentes, secundaria a una hemorragia, tiene las mismas consideraciones que el punto anterior.
  • Hematoma (Moretones): Normalmente aparecen hematomas, que se van resolviendo progresivamente en las primeras 3 semanas.
  • Necrosis (muerte de tejidos): Puede presentarse esta complicación secundaria a Hematomas no tratados, o en pacientes fumadores. Requiere reintervención quirúrgica para retirar el tejido desvitalizado.
  • Seromas: Son infrecuentes las acumulaciones de líquidos entre la piel y el plano muscular.

Cuando estos se presentan es necesario drenarlos. En ocasiones cuando se presentan Seromas y no se drenan el organismo forma una capsula alrededor de este, que da como resultado final deformidades en la piel de la cara y cuello de difícil manejo que requieren reintervención.

  • Edema: Es normal la aparición de inflamación en la cara y cuello, que van desapareciendo progresivamente.
  • Infección: Es infrecuente en este tipo de procedimientos. Si ocurre una infección el tratamiento incluye: Hospitalización, Antibioticoterapia adecuada.
  • Alteraciones de la motricidad facial: Generalmente pasajeras y debidas a lesiones de las ramas del nervio facial. Pueden requerir reintervención.
  • Cambio de la sensibilidad de la piel de la cara y cuello: Es normal que haya alteración de la sensibilidad en la piel de estas áreas, debido a daño de las terminaciones nerviosas de la piel y a la inflamación; la cual generalmente mejora con el tiempo y la resolución de la inflamación.
  • Asimetría: Después de la intervención pueden presentarse alteraciones en la simetría dela cara y cuello.
  • Reacciones alérgicas: Este tipo de reacciones están mediadas por el organismo y por las características propias de cada persona. Pueden presentarse alergias a: Micropore, medicamentos, material de suturas, preparados tópicos. En caso que se presente la reacción alérgica se debe hacer tratamiento médico de este.
  • Cicatrización: Aunque se espera una buena cicatrización de las heridas, algunos pacientes pueden presentar alteraciones de la cicatrización del tipo hipertrofia, ensanchamiento o queloide que necesitan tratamiento médico y en ocasiones quirúrgico.
  • Reintervención: En caso que con la cirugía no se obtengan los resultados convenidos por el paciente y cirujano, puede requerirse reintervención para lograr estos resultados. Los costos de esta cirugía serán cubiertos por el paciente.

 

¿Cómo es el postoperatorio?
  1. El tiempo de recuperación parcial oscila, según la respuesta de cada paciente, entre quince y veinte días, aunque después de la segunda semana, puede comenzar a hacer una vida normal con algunos cuidados.
  2. Saldrá del quirófano con un vendaje alrededor de la cabeza, éste se cambia en las primeras 72 horas, y se retira definitivamente al final de la primera semana. A partir de ese momento deberá lavarse el pelo con champú neutro, masajeando suavemente las cicatrices con la yema de los dedos, previo lavado de manos.
  3. Dormir en posición semi sentada.
  4. Aplicar hielo en bolsas y sobre un paño limpio en la cara constantemente, asegúrese que no haya contacto directo del hielo con la piel de la cara, pues podría quemarse.
  5. Deberá untarse un ungüento antibiótico mientras permanezca con puntos y/o grapas sobre las cicatrices.
  6. Los drenajes se retiran a las 72 horas siguientes a la cirugía.
  7. Las suturas se retiran progresivamente entre la primera y la segunda semana
  8. En las zonas de pelo se colocan grapas que se dejan entre diez y quince días
  9. Podrá presentar inflamación de toda la cara, como consecuencia del vendaje y la Cirugía.
  10. Puede haber trastornos transitorios de la sensibilidad y la motricidad de la cara que disminuyen progresivamente, hasta desaparecer completamente. En algunas ocasiones éstos persisten en el tiempo.
  11. Los moretones desaparecen alrededor de la tercera semana, puede ser necesario el uso de cremas especiales para acelerar este proceso.
  12. Se harán unas 10 sesiones de posoperatorio, consistente en Hidrataciones, Ultrasonido, y Masajes de Drenaje Linfático.
  13. Los cuidados pre y postoperatorios varían de acuerdo a cada paciente; son tan importantes como la misma cirugía para obtener los resultados deseados.
  14. Los resultados definitivos se evalúan a partir del tercer mes, que es cuando la inflamación ha desaparecido en un 90% a 95%.
Cuidados e incapacidad
  • Es normal la inflamación de la cara, ésta puede aumentar durante los primeros días, pero después de tres semanas será mínima.
  • Es posible que aparezca alguna secreción en las cicatrices durante las primeras 48 horas.
  • Podrá sentir cierto grado de malestar y de tirantez en la cara, debido a la tracción ejercida sobre los músculos y a la cual se le suma la inflamación.
  • Su cara y su cuello podrá sentirlos duros, rígidos y tensos, mientras dura la inflamación, o que perciba nódulos a cada lado de cara y cuello o debajo del mentón, que son debidos a las suturas internas.
  • Habrá posiblemente, disminución de la sensibilidad al tacto y sensación de acartonamiento o de hormigueo en la piel de la cara; la recuperación de la normalidad es progresiva, siendo casi total alrededor de la octava semana.
  • Así mismo, podrán aparecer asimetrías en la cara, ojos o cuello, debido a la posición al dormir y a las diferencias en el drenaje venoso y linfático.

Es Importante:

  • Evitar mirarse al espejo, tendrá la sensación de sentirse extraña/o, esto es transitorio y cada día irá mejorando.
  • Dormir con la cabeza y espalda ligeramente elevadas, procurando mantener la cabeza bien erguida sin doblar el cuello hacia los lados ni hacia abajo.
  • Masajear suavemente la cara y el cuello, en dirección hacia la oreja de cada lado con las cremas recomendadas por el cirujano. El ideal es que estos masajes los practique una esteticista, para que le realice drenaje linfático, y le aplique métodos que aceleran el proceso de cicatrización como son el Láser, ultrasonidos, etc.
  • Evitar alimentos que exijan una masticación excesiva durante la primera semana.
  • Evite ingerir bebidas alcohólicas, durante ocho semanas después de la Cirugía.
  • Lavar el pelo todos los días, empleando un champú neutro, teniendo el cuidado de secar bien las cicatrices con alcohol, luego usar ungüentos antibióticos sobre las heridas.
  • Evitar la exposición al calor y no tomar el sol en la cara durante ocho semanas.
  • No emplear sustancias irritantes como tintes para el pelo, hasta tres semanas después de la cirugía.
  • Podrá usar maquillaje suave después de la segunda semana, y utilizar cremas hidratantes y tónicos que serán indicados por el Cirujano.
  • No realizar ejercicios de alto impacto durante ocho semanas.
  • No fumar.

Nota: Cualquier duda o inconveniente que surja no deje de llamar a los teléfonos indicados.

 

Abrir chat